LA VIDA BREVE

Teatro de la Maestranza | Mar 18, 19

marzo

18

En apariencia, parece un collar engarzado con estereotipos y clichés del costumbrismo español: gitanas, herreros, navajas, celos y muerte. Sin embargo, bajo el argumento de Carlos Fernández Shaw para ese drama rural que Manuel de Falla estrenó en Niza en 1913, discurre una ópera no solo dramáticamente intensa, tanto más por su fulgurante brevedad, sino una obra musicalmente excitante. En esta puesta en escena concebida para el Palau de les Arts de Valencia, el director Giancarlo del Monaco, a través de una escenografía abstracta considerada por la crítica “revolucionaria” al prescindir de referencias geográficas y elementos folclóricos, la obra queda liberada de las ataduras del nacionalismo cultural español de fuerte anclaje andaluz para universalizarse y convertir a su protagonista, Salud, en un personaje de una complejidad similar a la de otras heroínas de dramas operísticos de su tiempo como la Jenůfa de Janáček, con la que en Sevilla comparte temporada. En su búsqueda del alma “oscura, profunda y caótica” de La vida breve, según Del Monaco, se pone en tensión el drama de amor del relato con el drama social en el que transcurre, acentuando la influencia de la pasión y la fatalidad.

El excelente oboísta y director de orquesta onubense Lucas Macías debuta como director de ópera en el Maestranza al frente de un reparto liderado por la soprano Ainhoa Arteta y el tenor Alejandro Roy.

Una de las grandes óperas españolas -si no la mejor- llega al Maestranza en una puesta en escena que nos revela a un “nuevo Falla”. Pocos dramaturgos como el brillante Giancarlo Del Monaco, tan cercano a España, podía darle una nueva vida a La vida breve. El Maestranza está de enhorabuena.

Libreto de Carlos Fernández Shaw. Estreno en francés sobre una adaptación de Paul Millet en el Casino Municipal de Niza el 1 de abril de 1913.

Entradas a la venta a partir del lunes 3 de octubre 2022.

19:00

marzo

19

En apariencia, parece un collar engarzado con estereotipos y clichés del costumbrismo español: gitanas, herreros, navajas, celos y muerte. Sin embargo, bajo el argumento de Carlos Fernández Shaw para ese drama rural que Manuel de Falla estrenó en Niza en 1913, discurre una ópera no solo dramáticamente intensa, tanto más por su fulgurante brevedad, sino una obra musicalmente excitante. En esta puesta en escena concebida para el Palau de les Arts de Valencia, el director Giancarlo del Monaco, a través de una escenografía abstracta considerada por la crítica “revolucionaria” al prescindir de referencias geográficas y elementos folclóricos, la obra queda liberada de las ataduras del nacionalismo cultural español de fuerte anclaje andaluz para universalizarse y convertir a su protagonista, Salud, en un personaje de una complejidad similar a la de otras heroínas de dramas operísticos de su tiempo como la Jenůfa de Janáček, con la que en Sevilla comparte temporada. En su búsqueda del alma “oscura, profunda y caótica” de La vida breve, según Del Monaco, se pone en tensión el drama de amor del relato con el drama social en el que transcurre, acentuando la influencia de la pasión y la fatalidad.

El excelente oboísta y director de orquesta onubense Lucas Macías debuta como director de ópera en el Maestranza al frente de un reparto liderado por la soprano Ainhoa Arteta y el tenor Alejandro Roy.

Una de las grandes óperas españolas -si no la mejor- llega al Maestranza en una puesta en escena que nos revela a un “nuevo Falla”. Pocos dramaturgos como el brillante Giancarlo Del Monaco, tan cercano a España, podía darle una nueva vida a La vida breve. El Maestranza está de enhorabuena.

Libreto de Carlos Fernández Shaw. Estreno en francés sobre una adaptación de Paul Millet en el Casino Municipal de Niza el 1 de abril de 1913.

Entradas a la venta a partir del lunes 3 de octubre 2022.

19:00