«Mariposas blancas»: la pasión de la cantante Ainhoa Arteta

El documental “Mariposas blancas” cuenta la historia de una pasión, de un sueño. Del anhelo de una niña de Tolosa que con seis años juega a cantar y bailar la ópera Carmen en francés.

También es la historia de una superación, de lucha contra el desaliento. De confiar en el instinto, en la voz y en los años de estudio, para superar una crisis vocal.

Ainhoa Arteta estudia canto en la época de la transición Española, son años en los que no existe ningún tipo de ayuda al estudio de las artes. Todo el soporte económico lo sobrelleva su familia y más tarde la propia Ainhoa con trabajos que nada tienen que ver con la lírica.

Ainhoa Arteta, de niña, ensaya con José Ramón/ TVE

El inicio de su aventura musical

Su primera formación es en la Coral Erensoika de Tolosa que dirige su padre, para continuar en el conservatorio de San Sebastián. A los dieciocho años se marcha a Mantua, Italia, para recibir clases de canto de la mano de uno de los grandes maestros de la lírica, Ettore Campogalliani, el profesor que había formado a sopranos tan reconocidas como Renata Tebaldi o María Callas.

Durante cinco años trabaja en todo lo que surge para vivir y pagar las clases, hasta que el propio Ettore Campogalliani le aconseja continuar su formación en Nueva York.

¡A comenzar de nuevo! Llega a Nueva York sin saber inglés, sin papeles, sin trabajo… Estudia canto con el maestro Franco Iglesias que le ayuda en los primeros años hasta que gana los Concursos “Metropolitan Opera National Council Auditions” e “International de Voix d´Opera Plácido Domingo”, e inicia una brillante carrera internacional en teatros como el Metropolitan Opera, Carnegie Hall, Covent Garden, Bayerische Staatsoper, Opera de Washington, Houston, S. Francisco, Teatro San Carlos, Arena di Verona, México, Deutsche Oper, interpretando óperas como La Traviata, La Bohème, Romeo et Juliette, Fausto, Manon, La Rondine, Turandot…

Ainhoa Arteta, durante la grabación del programa de TVE, ‘El palco’ /TVE

Tras sus huellas

El documental “Mariposas blancas” acompaña a Ainhoa Arteta a San Sebastián, su hogar, espacio de descanso cuando regresa de sus giras, a Bilbao para conocer al pianista Rubén Fernández con el que viaja por toda España con el recital de Federico García Lorca “La voz y el poeta”, a Ispaster, Vizcaya, lugar de veraneo de la infancia y a Nueva York, ciudad que le ofreció la primera oportunidad para demostrar al mundo la valía de su voz.

Ainhoa Arteta, en clase con Ruth Falcón, en Nueva York TVE

Hemos traspasado las puertas de la casa de su profesora de canto en Nueva York, Ruth Falcón, para descubrir el trabajo técnico, minucioso y delicado de una clase de canto.

“En el 2002 vino a verme porque estaba experimentando dificultades vocales, acababa de tener a su bebé, Sara, y necesitaba ayuda vocal para entonar su voz, porque las voces, a menudo, cambian después de dar a luz. En el centro de la voz Ainhoa estaba cantando demasiado fuerte, así que se desgarraba la voz, era como si tuviera un agujero en el medio, el centro de su voz no era un registro correcto” Ruth Falcón, Soprano.

Ainhoa Arteta ha trabajado duro en el mundo de la lírica, ha disfrutado también de los frutos de ese esfuerzo y ha sufrido las duras consecuencias de una crisis vocal.

“A los veinte años puedes cantar lo que quieras, a los treinta debes aprender la técnica del canto, si no es así, no cantarás nada cuando llegues a los cuarenta” Ruth Falcón, soprano

“La mejor maestra eres tú, si has terminado de cantar afónica es que algo estás haciendo mal. La voz debe tener una cilindrada más de lo que te pide el rol, de 350 caballos que mi voz tenga 400 caballos porque esa cilindrada de más va a hacer falta en el escenario” Ainhoa Arteta, soprano

Disfrutar con Ainhoa Arteta en la escuela de canto de Madrid durante una clases magistral, sentir el calor de un directo del recital de Federico García Lorca en la casa del pianista Rubén Fernández, aprender de la sabiduría de un compositor como Antón García Abril, vibrar con la fuerza de la mezzosoprano María José Montiel, escuchar las reflexiones sobre la lírica del director del teatro de la zarzuela Daniel Bianco, compartir las experiencias del pianista escocés Malcolm Martineau, y de la vitalidad del bajo barítono galés Bryn Terfel, marcan el recorrido de este documental.

Ainhoa Arteta, en un recital junto a José Carreras TVE

Presenciar el estreno de la ópera Manon Lescaut en el mítico teatro Bolshoi de Moscú es pura adrenalina. Manon es uno de los roles más complicados y difíciles que existen en el mundo de la lírica y para Ainhoa Arteta todo un reto. Cuando el telón baja y Ainhoa es consciente del esfuerzo y el trabajo puestos en el escenario, es uno de los instantes más bellos que puede vivir una soprano y de los más emocionantes que puede tener un documental.